Cuento: " No me da miedo... la oscuridad ". Superando temores

Hoy os traigo un simpático cuento que puede ser muy útil a la hora de ayudar a los niños a enfrentarse a un miedo bastante habitual, el miedo a la noche y a la oscuridad. Estoy refiriéndome a "No me da miedo... la oscuridad."


Escrito por Carole Bauvers y Sandra Solinet, se trata de un sencillo y colorido cuento que desde el  primer momento atraerá la atención de los niños.


 Pertenece a la colección de cuentos "No me da miedo..." de LAROUSSE, donde distintos personajes, generalmente simpáticos animales, se enfrentan a sus temores y por ende, ayudan a los niños a enfrentarse a los suyos. 


Y es que, como ya sabemos, los cuentos son una herramienta muy poderosa para trabajar cualquier situación a la que se enfrenten los niños. En este caso, el miedo.


"El miedo es una reacción de protección del organismo para huir de las situaciones que se entienden como peligrosas. Uno de los miedos más vividos y sufridos por los niños, principalmente entre los 3 y 8 años de edad, es el temor a la oscuridad.
No se conocen las causas, pero todo puede estar relacionado al conocimiento propio del desarrollo infantil. El miedo a la oscuridad puede nacer después de que el niño haya escuchado algún cuento, visto una película u hojeado algún libro. Una imagen, una experiencia o simplemente la imaginación, puede despertar el miedo a la oscuridad en los niños" (guíainfantil.com)


En este cuento, vamos a conocer al gatito Leo, que llegado el momento de irse a dormir y cuando la habitación se queda a oscuras tras esconderse la luna, comienza a ver sombras y siluetas extrañas.


Dejándose llevar por su imaginación, comienza a sentir miedo y va en busca de sus padres pero estos no se encuentran en su dormitorio, así que tiene que armarse de valor y enfrentarse él solo a sus propios miedos


Leo, muy valiente, coge su sable, se dispone a ir hacia las siluetas que tanto le asustan y justo la habitación vuelve a iluminarse con la luna. 


Así, Leo descubre que en realidad, su imaginación le había jugado una mala pasada, pues no se trataba más que de sus juguetes.
Ahora ya sabe que no debe temerle a la oscuridad.

¿Quieres conocerle? Pincha en cualquiera de las fotos del cuento o link de título, o bien en el botón verde que aparece a continuación:



Recomiéndalo? Please share!

Latest
Next Post
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Scroll to top